Involtini de res con fettuccine fresco

 

Después de haber acomodado todos mis juguetes de nuevo en la cocina, desempolvé la máquina para hacer pasta y me acordé de un platillo que he estado queriendo hacer desde hace ya algunas semanas. Coincidió con que La Jefa está de visita en la casa así que no quedó remedio mas que armar la tertulia y tomar unos tintos.

El platillo lo vi en un video de youtube de Gennaro Contaldo. Es un tipo medio melodramático, pero me gusta mucho su cocina. Se ve que le apasiona lo que hace, su cocina es muy sencilla y los ingredientes son fáciles de conseguir.

El platillo se llama beef involtini y son básicamente unos rollitos de carne de res cocinados en una salsa tipo ragú a fuego lento y por un buen rato, lo que da suficiente tiempo para poder preparar pasta fresca. Gennaro usa pasta fusilli pero pues mi máquina solo hace fettuccine y spaguetti, así que me decidí por la primera.

El primer paso es preparar las milanesas. La corté en trozos lo mejor que se pudo para que quedaran más o menos del mismo tamaño, pero el carnicero nada más no cooperó y en la charola se veía “perfecta”.

Sal, pimienta y unas rodajas de ajo fresco. Se espolvorea un poco de parmesano, perefil fresco y se hacen los rollitos, sujetándolos con unos palillos para dientes.

En una olla de fondo grueso con aceite de oliva bien caliente se sellan los rollos de milanesa. Se añade una buena taza de vino tinto (ni cuenta me di de la taza que había usado hasta que baje las fotos, ni hablar!). En este caso estabamos tomando un carmenere de Chilensis bastante sabroso.

 

Cuando el vino ha reducido a un poco menos de la mitad, se retiran los rollitos de milanesa. Se añade a la olla la cebolla, zanahoria y apio y se saltean hasta que el vino se haya evaporado totalmente. Cuando las verduras hayan comenzado a suavizarse se añade una lata de tomates (crushed tomatoes) y dos cucharadas de pasta de tomate diluidas en agua. Un poco más de sal, pimienta y albahaca fresca.

Cuando la salsa suelte el hervor, se reduce el fuego a bajo, se integran los rollos de carne y se tapa la olla. Se cocina la salsa por alrdedor de 40 minutos, y mientras tanto hay tiempo suficiente para hacer una pasta fresca.

Al cocer la pasta fresca, esta se cocina muy rápido, por lo que este paso es ya al final. Dos o tres minutos son más que suficiente. Un tip que leí por ahí mencionaba que la pasta debe sacarse del agua hirviendo antes de que este al dente. De esta manera tendrá unos minutos para acabarse de cocer con la salsa ya incorporada sin quedar aguada.

Los rollos de carne se rebanan, se colocan encima de la pasta ya emplatada y después una buena cucharada de salsa. Queso parmesano, unos tintos y listo!

 

Escribe un comentario


Nombre*

Email (no se publicará)*

Website

Comentario*

Enviar

*


© Copyright 2011 ..:: Photo & Feast ::.. - Todos los derechos reservados